24/08/2019

Destacados

Maestro Quinta Forever

Hernán Quintanilla cumple 80 años y Rengo lo celebra como corresponde

14/08/2018

Maestro Quinta Forever

De ahora en adelante (a partir del 8 del agosto, día de su cumpleaños) el Teatro Municipal llevará el nombre de Hernán Quintanilla. Un homenaje en vida que ayuda a poner en perspectiva su extensa obra como un poeta y dramaturgo singular y prolijo; un creador obsesionado por desmenuzar la precaria condición del homo sapiens tal y como se nos presenta: enfrentado a su entorno, a sus circunstancias y a las consecuencias de ese trámite ineludible que destila imágenes de miseria, éxtasis, resignación y dicha. Un cronista de largo aliento que supo extender su brazo lo más que pudo, para que el arco de su imaginación tensara la cuerda a un grado tal que las flechas (palabras) arrojadas se perdieran de vista…como semillas fugitivas de una diáspora que fertilizó campos insospechados.

Los ojos se regocijan ante la minuciosa simulación de la tragicomedia humana que Quintanilla despliega en toda su extensa variedad de cumbres y abismos:  triunfos, conquistas y sonrisas resplandeciendo en perfecta sincronía, como en un breve desfile;  desplegándose como una baraja luminosa cuyo reverso trae (también) excusas, disculpas y acusaciones caprichosas e inútiles. Todo fugaz, todo interino. “La Épica del Nano y la Katy”; “De Vinos y Amor Ardiente” o “Chico Feo”, en los escritos de Hernán no hay tiempo para celebrar, tampoco para lamentarse; una cosa compensa a la otra.

Desde arriba arquetipos universales observan con atención el espectáculo: Pirandello, Moliere, Marlowe…Radigrán y Wolff.

La dramaturgia es exigente, muy exigente. Demanda una labor de desdoblamiento que obliga al escritor a asumir el rol de un aprendiz de Dios que imagina mundos intrincados pero verosímiles, con parlamentos precisos y estructuras anímicas con las cuales cualquiera pueda sentirse identificado. Tal maestría exige tiempo para su cultivo, y paciencia.

Hernán Quintanilla ya llegó a esa cumbre de maestría…hace rato.

Y desde ahí observa esa otra tragicomedia en la cual todos somos actores forzados, con parlamentos que nadie más puede escribir…salvo nosotros.

Equipo Oldescool

Noticias Relacionadas

14/08/2018

Maestro Quinta Forever

14/07/2018

Farlamburleros en vivo...y en directo

24/05/2018

Vanguardia Sónica al Ataque